Saltar al contenido

Andy, un gatito abandonado en una gasolinera encuentra una nueva vida.

Tenían una historia en común… Eso los unió aún más.

Una pareja se detuvo en una estación de gasolina mientras pasaba por Louisiana durante un viaje. Cuando salieron del automóvil, encontraron a un pequeño gato llamado Andy sentado en un charco de gasolina.

Fue ahí donde se dieron cuenta  que deberían hacer algo para ayudarlo.

Andy es un gatito de 6 semanas de edad que estaba en muy mal estado cuando Rose y su pareja lo encontraron. ¡Apenas respiraba!  La pareja sabía que no podía dejar a este gatito.

Durante las dos primeras noches, Rose se quedó a su lado.  Colocaba su brazo en la cama del gatito, para que él se sintiera seguro, amado y que durmiera en sus brazos. Después de unas noches sin dormir, el pequeño gatito comenzó a recuperarse.

El gatito estaba muy apegado a su salvadora y se acurrucaba con ella todas las noches.

El destino quiso que Andy fuera encontrado a pocos kilómetros del lugar donde Rose nació y al igual que el gatito,, fue abandonada al nacer.

«Fui abandonada al nacer en Louisiana y encontré un caso similar a 8 km de donde nací. No puede dormir sin abrazarme. «dijo Rose.

«Sé que somos almas gemelas. Yo lo rescaté de un charco de gasolina y él me rescató de la soledad. «Y como usted puede ver,  inmediatamente se llevó bien con otro integrante de la casa, un Pug.»

«No puedo dormir sin él. Me quedé sola toda mi vida. Pero, ahora ya no! «agrega Rose.

Muchas veces la vida pone las cosas en su lugar. El abandono formó parte de sus vidas pero ahora, la soledad es cosa del pasado.

¡Ahora la vida de este gatito está llena de amor y cariño!

Te invito a observar el vídeo para conocer un poco más sobre esta emocionante historia:

¡Comparte esta increíble historia con tus amigos y familiares! Gracias por visitarnos. Hasta la próxima.

Fuente: http://historiascomvalor.com