Saltar al contenido

Un bebé orangután que vivía encadenado es rescatado de tanto maltrato.

Un bebé orangután que vivía encadenado y entre los muros de dos edificios. Una organización lo rescató de tanto maltrato y hoy tiene una nueva vida.

Mingky era utilizado como entretenimiento para los hijos del dueño como si fuera un juguete.  Fue encadenado por su cuello con tan solo dos metros para poder moverse, exponiéndolo a una situación de extrema crueldad.

Tuvo la suerte de ser alimentado con frutas una vez al día.  A su edad debería estar rodeado por su familia y durmiendo en los brazos de su madre.

En vez de eso, estaba solo y obligado a dormir en un suelo frío de hormigón.  Se abrazaba a sí mismo para poder dormir, como una manera de sobrevivir a esta condición de vida inmerecida y poco apropiada a sus necesidades.

Los vecinos  veían a Mingky en ese estado horrible pero nadie hacía nada para ayudarlo. Sólo se ocupaban de sus propios asuntos.  Para ellos interferir no era su tema, entonces  se mantuvieron indiferentes  mientras el pobre orangután permanecía en un estado de vulnerabilidad y sufrimiento.

El bebé orangután que vivía encadenado y sufría la crueldad humana

Esta triste vida duró un año entero. Hasta que finalmente el Orangutan Information Center (OIC) conoció la situación que estaba viviendo el animal.

Contactaron a las autoridades de vida salvaje informándoles que Mingky estaba ilegalmente. Las autoridades  le permitieron a OIC asumir la custodia de Mingky.

Entonces ambas fueron a rescatarlo.  Finalmente se lo liberó de esa vida de tanto padecimiento y maltrato.

A pesar de  tener a Mingky ilegalmente y en muy malas condiciones de vida, a su dueño no se lo arrestó.

 ¡Qué crueldad! Debido a la manera en que Mingky fue tratado era antisocial y agresivo. Por lo que vivió no confiaba en las personas. ¿Y quién podía culparlo?

Ahora mientras vive en el santuario de la OIC Mingky está dando grandes pasos.  Está empezando a alimentarse diariamente y a ver que los humanos ya no son sus enemigos.

Para el final te invito a observar el video que cuenta la historia de este bebé orangután…

Se encuentra en un gran recinto con poco contacto humano para poder volver a su medio natural de vida del cual no tendría que haber salido nunca.

Lea también Un orangután bebé estaba sólo. Hasta que aparece una madre adoptiva…

Comparte la historia de Mingky , el bebé orangután que vivía encadenado, en redes sociales para que podamos concientizar a más personas sobre el respeto a la vida de los animales.

Fuente: I Love My Dog So Much , Funky Smile (Video)