Saltar al contenido

Rick es un buceador que tiene una particular amistad… un tiburón

Una amistad fuera de lo común

A lo largo del tiempo se han escuchado muchas opiniones acerca de los tiburones. Algunos los demonizan por  consideran que es un depredador del hombre.

Son innumerables las causas que llevan a los tiburones a atacar a los humanos, sin embargo nunca asumen a la gente como un potencial alimento.

Muchas historias toman a los tiburones como seres malos, pero las imágenes  que vas a ver demuestran exactamente lo contrario.

La historia de Rick Anderson es un buen ejemplo de ello. El hombre, que es instructor de buceo, ya practica esa actividad hace 27 años y nunca ha encontrado ningún problema con la fauna subacuática.

Mejor aún,  se ha convertido en amigo de un tiburón-hembra.

Aquí nos explica su historia:

«Comencé a jugar con ella hace unos siete años cuando  era sólo un bebé, con cerca de quince centímetros de largo. Me acerqué cautelosamente para no asustarla, así que empecé a acariciarla suavemente.

Una vez que ella se acostumbró conmigo, la tomé con mi mano y hablé con ella tranquilamente a través de mi regulador.

«No sólo me reconoce, nada para acariciarme y abrazarme. Rápidamente se acostumbró conmigo, nadando hasta mí mientras yo pasaba.

«La mayoría de los buceadores no pueden creer lo que ven.» agrega. «Yo bromeo con ellos como si en vez de tiburones fueran perros.»

Además espera que su experiencia sea útil para sus alumnos de buceo. ¡Pues es una excelente manera de mostrar a la gente que los tiburones no están allí para atacarlos!

Rick, que continúa buceando con muchas otras especies de tiburones, concluyó diciendo: «Siempre me sentí cómodo nadando con estos animales.»

Esta historia de amistad entre este buceador y un tiburón se merece que la compartas con más personas. ¿Te animarías a tener una experiencia similar? Leo tu comentario.

Fuente: http://fantastique.co/

error: ¡El contenido está protegido!