Saltar al contenido

El perro y su mejor amigo que lo acompaña siempre… un ladrillo

Un perro rescatado de las calles

Esta historia que vas a conocer bien podría llamarse el perro y su mejor amigo. Pero ese amigo es muy particular.

Un día Ariana Smoak estaba volviendo del trabajo a su casa, cuando vio una perra parada al costado de  la calle. Rápidamente se detuvo para ver si la podía ayudar.

Fue en ese momento que una banda de cachorros salió de repente. Todos estaban enfermos y necesitan ayuda de manera urgente.

Los cachorros y su madre estaban sucios y cubiertos de pulgas. Al ver este cuadro de situación, Smoak sabía que debía hacer algo por ellos.

Entonces Ariana llevó a toda la familia a su casa y los cuidó durante semanas. Ella y su madre juntaron dinero para llevarlos al veterinario y proporcionarles todos los cuidados que necesitaban.

Todos los cachorros y la madre encontraron casas amorosas, con la excepción de uno.

“Pudimos encontrar casas para todos, excepto para Sunny. Entonces terminamos quedándonos  con él. ” dijo Smoak.

“Yo no cambiaría esta experiencia por nada del mundo.” Desde un principio, Sunny siempre fue un perro  adorable que sólo quería ser amigo de todos. A él le encanta jugar con sus hermanos y tiene muchos juguetes, pero hay uno que es su favorito es muy inusual …

Smoak tiene una alfombra en su casa que se enrolla, entonces la mujer coloca un ladrillo en una de las puntas, para remediar la situación.

Hasta que, por algún motivo, Sunny se enamoró locamente por el ladrillo. El perrito fue creciendo y dejó de ser cachorro pero sigue con su amigo favorito…

“Con mi madre  ya nos acostumbramos  a verlo con él, así que ya no  le damos importancia.” agregó Ariana.

El perro y su mejor amigo están todo el tiempo juntos. ¡Puede parecer extraño, pero Sunny no podría estar más feliz!

¡Comparte este caso insólito con tus amigos y familiares!

Fuente: The Dodo

error: ¡El contenido está protegido!