Saltar al contenido

Un elefante no puede contener las lágrimas cuando un hombre toca el piano

El poder de la música

Un elefante no puede contener las lágrimas cuando un hombre interpreta una bella canción en el piano. Su reacción es conmovedora.   

Paul Barton es un artista y pianista inglés que ama a los animales. En 1996, Barton decidió que quería una nueva aventura y viajó a Tailandia.

El hombre sólo planeaba pasar tres meses en el país. Sin embargo, todo cambió cuando conoció a su futura esposa Khwan.

A partir de ese momento Barton empezó a involucrarse más en la comunidad  y a ser un activista por los derechos de los animales en Tailandia.

Barton se interesó especialmente en ayudar a los elefantes

Barton se enteró que Tailandia pasó por un período de deforestación entre 1975 y 1986. Personas de todo el mundo querían la madera de teca de Tailandia.

Por tal motivo,  varias empresas comenzaron a talar árboles sin preocuparse por la destrucción de del hábitat de muchos animales.

Desafortunadamente, los elefantes fueron algunos de los animales que más sufrieron durante ese período.

En 1989, el gobierno de Tailandia finalmente prohibió la extracción comercial de madera. Sin embargo, el sufrimiento de los elefantes no terminó  ahí… los pobres animales no tenían a dónde ir.

Afortunadamente, muchos amantes de animales crearon santuarios, para que pudieran vivir en libertad y con total seguridad.

Paul Barton visitó uno de esos santuarios, el Elephants World, y quedó deslumbrado.

El hombre decidió tocar música clásica para los elefantes.

«La primera vez que tocó el piano en Elephants World, un elefante ciego llamado Plara estaba muy cerca del piano» dijo Barton. «Cuando el animal escucho por primer vez la música dejó de comer y se quedó inmóvil.

Los elefantes adoran escuchan la música que Barton toca y generalmente se quedan al lado del piano, moviendo las orejas y el tronco al ritmo de la música.

Un vídeo captura este especial momento cuando Barton interpreta el tema «Claro de Luna» para un pobre animal que tuvo una vida muy dura. Y el elefante no puede contener las lágrimas.

El elefante llamado Amphan es ciego de un ojo pero adora la música. Cuando el camarógrafo  hace un primer plano de su cara se  lo puede ver que está llorando.

Observa este momento tan particular cuando Barton toca el piano y el elefante no puede contener las lágrimas.

Estos elefantes pasaron por mucho en la vida y lo que Barton hace no tiene precio.

¡Qué gran idea que tuvo Barton! Se nota que es una persona que ama a los animales y en especial a los elefantes. Y no hay dudas… la música llega al corazón.

Te invitamos a compartir esta historia tan maravillosa en las redes sociales. Gracias por visitar nuestro blog.

Fuente: https://animalchannel.co