Saltar al contenido

Un hombre abandona a una perra atándolo en la reja de una casa.

Un hombre abandona a una perra atándola a una reja de una casa. Una cámara captó el momento del abandono y como huye del lugar.

Las redes sociales se han convertido en un medio eficaz de denuncia de muchas personas sobre diferentes temas.  Una de las que más se repite comúnmente es el abandono  de mascotas en la calle.

Hacerse a la idea que una persona que eligió a un perro como miembro de su familia decida deshacerse de él como si nada, siempre  genera indignación. La historia que te vamos a contar hoy sucedió en Palma de Mallorca España.

Un hombre abandona a una perra atada a una reja.

El hecho ocurrido es el siguiente: un hombre, cuya identidad ya fue identificada por las autoridades, pero no fue revelada a los medios, detiene su vehículo delante de una casa y allí, deja a su perro atado en la cerca y huye a toda velocidad.

El sujeto no imaginaba que la residencia en que dejaba por casualidad el animal doméstico, tuviera un circuito de cámaras de seguridad. Lo que permitió a la policía local encontrar inmediatamente los datos del culpable.

El perro, que fue bautizado por miembros de la policía como Luna, está ahora en el Centro Municipal de Protección Animal (CSMPA).

Se espera que en poco tiempo pueda encontrar un hogar esta vez para siempre y que sea tratada con respeto y el cuidado que necesita todo perrito.

En el vídeo  podemos ver cómo un hombre abandona a una perra sin remordimiento….

Quienes conocieron a Luna no logran entender por qué motivo una perra tan dulce pudo ser abandonada.   Luna espera por un hogar que le brinde todo el cuidado y el amor que merece, lejos de este dueño tan cruel.

Lea también Un bull terrier es abandonado e intenta volver al auto de su dueño

Si  esta historia te conmovió, tanto como  a nosotros,  te pedimos que la compartas en las redes sociales.

Es una buena manera de dar a conocer este comportamiento y demostrar que estos actos no deben repetirse porque los indefensos animales. no se lo merecen.

Fuente: Historias Com Valor