Saltar al contenido

El marido le plantea son los bull terriers o yo. La mujer optó con el corazón.

BedforBullies Twitter

Una mujer es dueña de un refugio de perros y llevaba 25 años de casada. Su marido cansado de la situación le plantea los bull terriers o yo.  Optó con el corazón…

Hay diferentes maneras de sentir amor. Para Liz Haslam está en el cuidado y protección de los animales que encuentra en situaciones de indefensión

¿Cuál es ese resultado? El amor y la gratitud que estos animales le brindan  y que no cambiaría por nada del mundo.

Liz se casó con quien era el amor de su vida.

Liz Haslam se casó con Mike al que conoció cuando tenía sólo 16 años de edad  y ambos se enamoraron.

Terminó la escuela y dejó la casa de sus padres para compartir la vida con su marido en una casa de campo de dos cuartos en Barnham, Suffolk y  con mucho terreno libre.

Liz y Mike cumplieron 25 años de casados ​​y tuvieron un hijo llamado Ollie, pero nada de eso fue suficiente para que el amor perdurara  y pudiera librarse de cualquier obstáculo que surgiera.

El marido y una decisión a tomar…  son los bull terriers o yo

Un día, ya cansado de una situación que superó los límites de su paciencia, Mike confrontó a Liz sin pensar en las consecuencias.

«Mi marido me dijo  “Son los bull terriers o yo. Desde entonces, nunca más tuve noticias de él »  declaró Liz.

El motivo de la separación

 Cuando se mudaron a la casa de campo, Liz tenía suficiente espacio para comenzar un negocio que llenaría su corazón más que sus bolsillos: BedforBullies, un refugio para perros de la raza bull terrier.

 Desde muy pequeña Liz sentía un gran amor por los perros ya que había crecido en contacto diario con ellos la mayor parte de su vida. Su madre criaba perros de la raza West Highland Terriers y su padre era dueño de un negocio de venta de alimentos para mascotas.

Sin embargo esto afectó su matrimonio.  El marido sintió que ella les brindaba toda la atención a los perros y poco a poco la relación se fue desgastando.

Como pareja ya no iban en la misma dirección

«Pensé que después de 25 años él entendería que desistir de los perros no formaba parte de mis intenciones. Lo sabía  desde el momento en que nos casamos. No sé lo que esperaba » confiesa Liz.

Liz tenía esto muy claro y ambos tomaron la decisión de separarse ya que las prioridades de ambos no eran las mismas.

«Nos alejamos cada vez más. Él estaba muy involucrado en su trabajo y no me dejó opción. No quería ser una mujer de un hombre adicta al trabajo. Entonces me refugié en quien me daba amor… mis perros » agregó.

Liz y su pasión por los perros

Las necesidades y exigencias de los perros dejaron a Mike en un segundo o tercer lugar en el orden de prioridades de Liz. «Mi pasión por los animales era demasiado grande para él».

 Cuidar de 30 perritos que necesitan atención médica y cariño no deja mucho tiempo libre. Liz pasa cerca de 18 horas al día cuidando de los animales y pasea con ellos cuatro veces al día.  

Además gasta cientos de dólares cada mes por medicamentos y alimento.

A pesar de los gastos, BedforBullies sigue siendo una institución de caridad que depende principalmente de donaciones y además acepta a perros rescatados que otros abrigos no lo hacen.

Recibió alrededor  de 200 animales a lo largo de los años y además, ofrece alojamiento en vacaciones a las mascotas por las que sus dueños pagan una tarifa que le sirve para cubrir el alquiler y las cuentas.

Lea también La perra o yo. Tenía que tomar una decisión… Publicó un anuncio muy particular

Aunque la situación la llevó a endeudarse con una  veterinaria por unos 4.500 dólares y retrasarse en  el pago del alquiler de la casa donde vivía, Liz siguió adelante.

Tuvo que vivir por un tiempo en tiendas de campaña hasta que pudo regresar al hogar «Yo he elegido hacer esto y lo amo».

¿Arriesgarías tu matrimonio de tantos años al igual que Liz para hacer lo que realmente deseas en el mundo?  Leo tu comentario.

Si te gustó la historia de Liz y su refugio te pedimos que la compartas en las redes sociales. Y ojalá que nunca tengas un planteo de tu pareja  diciéndote son los bull terriers o yo.

Fuente. Daily Mail , Bedsforbullies Sanctuary Facebook , Patas Y Pies (Video)