Saltar al contenido

Después de 2 años descubren que el mastin tibetano de la familia… no era un perro.

El que se pensaba era un mastin tibetano para la familia no era tal.

Una familia china descubrió recientemente que el «perro» que adoptaron en 2016 no era un can.

Su Yun compró lo que ella creía ser un cachorro de la raza mastin tibetano hace dos años y lo trajo a casa con su familia en la ciudad de Kunming en China.

El «cachorro» sorprendió a la familia de Yun con su apetito. El animal comía una caja de frutas y dos cubos de macarrones todos los días.

El mastin tibetano de la familia no era lo que se pensaba.

Descubrieron dos años después que el «mastin tibetano de la familia» era en realidad un oso negro de 250 kilos.

El Centro de Rescate de Vida Silvestre de Yunnan identificó al animal como un oso negro asiático, también conocido como el oso de pecho blanco.

La Organización Mundial de la Vida Silvestre (WWF) calificó al oso como una especie amenazada. El centro de rescate midió al animal en cerca de un metro de altura. Además tuvieron que sedarlo antes de realizar el transporte del animal.

Los osos negros asiáticos pueden valer una gran cantidad de dinero cuando se venden en el mercado negro. Desafortunadamente son cazados para comercializar partes de su cuerpo como la vesícula biliar, las patas y la piel.

Cuesta creer que no se hayan dado cuenta antes que no era un perro ¡¡¡ con lo que comía!!! A veces hay historias que parecen irreales pero hay videos que muestran que se produjeron.

Si te pareció interesante la historia, solo te pedimos que la compartas con más personas. Gracias por visitarnos.

Fuente: http://www.asiaone.com , CGTN

error: ¡El contenido está protegido!