Saltar al contenido

Pastor alemán enfermo extiende su pata a una mujer por ayuda

Un pastor alemán enfermo extiende su pata hacia dónde estaba una mujer en busca de ayuda.  Su transformación es maravillosa.

Cuando Kylina Turner vio por primera vez a Caro no se dio cuenta  que lo que estaba viendo era un perro.

«Pensé que era un peluche. Estaba completamente congelado mirándome. Pensé que debería verificar por si acaso y mientras caminaba hacia él su oreja se contrajo. Me sorprendió que se tratara de un animal y mucho menos vivo» comentó Turner.  

Un pastor alemán enfermo en las calles de Austin en Texas

Las piernas de Caro estaban atrapadas en un marco de una cama de alambre en el patio trasero de una propiedad de Austin en Texas. Demasiado débil para liberarse Caro sabía que Turner era su única esperanza así que le extendió la pata.

«No me tenía miedo y no hizo ningún sonido. Solo vio lo que estaba haciendo. Creo que sabía que iba a ayudarlo».

Turner se quitó el suéter y lo envolvió antes de levantarlo cuidadosamente de la cama.

Turner se sorprendió de lo confiado que era el joven perro. «Siguió a mi lado mientras caminábamos hacia mi auto donde inmediatamente se quedó dormido, sintiéndose finalmente seguro».

Caro va al veterinario.

Temiendo que el cachorro estuviera demasiado enfermo para soportar un viaje de 20 minutos hasta el refugio de animales más cercano, Turner decidió ir directamente al veterinario.

Cuando llegaron, el equipo se aseguró de que estuviera estable y en el proceso, Turner se empezó a enamorar del perro de 6 meses.

«Los  veterinarios me dijeron que lo mantendrían allí y juntarían el dinero para pagar su recuperación. Esa noche comencé una colecta para Caro».

Un chequeo reveló que el pastor alemán enfermo  estaba desnutrido, quemado por el sol y deshidratado, además del peor caso de sarna que el veterinario había visto.

Caro recibe tratamiento en el veterinario.

«Durante la semana que Caro estuvo en el veterinario lo visité a diario» dijo Turner. «Los veterinarios siempre estaban muy entusiasmados con las pequeñas cosas que sucedían como levantó la cabeza hoy, caminó al otro lado de su jaula, hoy pudo comer alimentos sólidos’ ‘.

A pesar de lo poco que Caro podía interactuar con su entorno, Turner se encontraba cada vez más apegada al perrito. Decidió que una vez que Caro dejara al veterinario, lo acogería hasta que él recuperara su fuerza.

«No pasó mucho tiempo hasta que me di cuenta de que no sería capaz de renunciar a Caro. Las primeras dos semanas fueron difíciles. Casey, mi perro de 7 años, no estaba muy interesado en perder su título de “hijo único” pero rápidamente se convirtieron en mejores amigas.”

Turner le realizó a Caro baños para tratar su sarna y le daba pequeñas comidas cuatro veces al día para ayudarlo a subir de peso.

Poco a poco Caro se transformó y con cada kilo que ganó comenzó a parecerse más y más a un joven pastor alemán sano.

La transformación de Caro.

Gracias al compromiso de Turner, Caro es un perro completamente nuevo.

«Ahora tiene 9 meses y pesa 22 kilos con un pelo muy suave y mullido y  sin problemas de salud», comenta Turner.

Aunque Caro no se parece en apariencia en nada al pastor alemán enfermo que Turner vio, en su interior sigue siendo el mismo perro que confió en Turner desde el primer día.

«Tiene la mejor predisposición que cualquier perro que conozca. Es el perro que más confía y ama a las personas, incluidos los niños. Es tranquilo, nunca ladra».

Meses más tarde, Turner está tan contenta con Caro que no puede imaginarse la vida sin él.

«Caro nos ha traído más felicidad de lo que creía posible. Es el cachorro más divertido y nos reímos constantemente por algo que está haciendo».

«Una vez que su energía disminuye se convierte en el osito de peluche más dulce. Me quedo dormida envuelto alrededor de él en mi cama y no se mueve en toda la noche».

Lea también Perro callejero aterrorizado es rescatado y su transformacion es increíble

Para el final observa como Caro disfruta nadando en la piscina con los otros perros de la familia…

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Caro (@caro_the_shepherd) el

Qué bueno que Caro, un pastor alemán enfermo, encontró a una persona que lo ayudó a recuperar su salud y le brindó un hogar. Hoy es la alegría de esa casa.

Si te gustó esta historia te pedimos que la compartas con tus familiares y amigos. Gracias por tu atención.

Fuente: The Dodo , caro_the_shepherd (Instagram)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (2)

No todo son historias de maltrato y abuso, aún existen personas como Turner que tiene un corazón de oro y además de la salud le proporcionó a Caro la oportunidad de tener una familia amorosa.

Responder

Lo que hizo Turner con Caro fue una obra de amor. Saludos.

Responder
error: ¡El contenido está protegido!