Saltar al contenido

La perra adopta a una zarigüeya huérfana y van juntos a todos lados

Un vínculo muy especial

Una perra adopta a una zarigüeya que había quedado huérfana.  Es tal el vínculo que tienen que van juntas a todos lados.

Muchos animales pequeños enfrentan una serie de peligros que pueden atentar contra sus vidas.

Desafortunadamente, muchas zarigüeyas corren un alto riesgo de ser atropelladas por los  automóviles cuando atraviesan las carreteras por la noche cuando son poco visibles.

Hace unos 3 años, una madre zarigüeya murió después de ser atropellada por un auto. Sin embargo ella no estaba sola. A su lado estaba su bebé.

Afortunadamente, el pequeñito fue rescatado a tiempo y tuvo una segunda oportunidad en la vida.

El equipo de rescate llevó al cachorro de zarigüeya, ahora llamado Poncho, hasta el veterinario. Aunque estaba sano, el pobre animal no tenía una madre.

La perra adopta a una zarigüeya

Entonces entró en escena una pastora alemán blanca llamada Hantu. La perra no tenía bebés y Poncho necesitaba una madre. Afortunadamente, ambos crearon un vínculo inmediato y se volvieron inseparables.

Ver también: Perro adopta nueve patitos

Poncho se agarró a la espalda de Hantu así como lo hacía con su verdadera madre. Tres años después nada cambió. Aunque Poncho haya crecido, todavía cabalga en la espalda de Hantu durante las caminatas.

Los dos están disfrutando de la vida juntos en el Rare Species Fund en Carolina del Sur.

Te invito a observar el momento en que la perra y la zarigüeya van juntas de un lado a otro…

Como los animales tienen ese sentido de la amistad y la solidaridad tan arraigado. Esta perra adopta a una zarigüeya como si fuera su cachorro, le brinda su amor y la protege todo el tiempo.

Cuántas veces los seres humanos no somos solidarios y no nos comprometemos con el prójimo. Qué lección nos ofrece la naturaleza.

Si te gustó esta historia del perro y la zarigüeya te pedimos que la compartas en las redes sociales. Y como siempre te agradecemos  por visitarnos.

Fuente: I Love My Dog So Much

error: ¡El contenido está protegido!