Saltar al contenido

Rescatan a una perra galgo moribunda que no paraba de llorar

Matilda una perra galgo moribunda y desnutrida.

Matilda era una perra galgo moribunda y que no paraba de llorar. Su cuerpo estaba cubierto de garrapatas y tenía fiebre. Fue rescatada y comenzó su recuperación.

Un grupo de personas cuando la vieron  llamaron a Tina Solera, la fundadora y presidenta de Galgos del Sol Animal Rescue para contarle sobre la perrita.

Matilda al momento de ser rescatada.

Esta organización se encarga de rescatar a los galgos abandonados  en España. Esta perra utilizada en carreras estaba muy asustada.

«Fue difícil porque estaba mordiendo y la única vez que necesité un bozal no lo tuve», dijo Tina sobre el rescate de Matilda.

Con la ayuda de dos jóvenes, Solera  pudo colocar a Matilda en una jaula y llevarla a un hospital veterinario.    

La perra no paraba de gritar y llorar por lo que Tina pensó que podía ser a causa de algún dolor o de miedo.

Una perra galgo moribunda y que no paraba de llorar

 La perrita fue llevada a un hospital veterinario para comprobar su salud.

Matilda  estaba  demacrada, cubierta de garrapatas y tenía fiebre. Le realizarían una radiografía para observar si tenía algún hueso roto pero por fortuna no encontraron nada.

Entonces le administraron medicación por  vía intravenosa, analgésicos  y una cama suave para dormir.

Matilda lentamente fue progresando y confiando más en las personas

Unos días después Matilda se sentía mucho mejor. Tina llegó a la conclusión que Matilda nunca recibió amor de las personas y que su trauma era emocional.

Tina confía en que Matilda estará bien después de descansar, comer y amar. «Día a día mejora un poco».

 “Está comiendo bien, pero lo mejor de todo es que tuvimos un pequeño movimiento de cola”  

Observa el rescate de Matilda y su recuperación…

Tina fundó Galgos del Sol después de encontrarse cara a cara con un galgo callejero en busca de ayuda. «Es difícil explicar la conexión que sentí, pero cuando me miró y estiró esa nariz de aguja supe que mi vida había cambiado para siempre».

Finalmente y luego de su gran recuperación, Matilda fue adoptada por una mujer en Murcia. Su nombre ahora es Dizzy.

Lea también Freyja era una perra husky enferma y abandonada. Pero su vida va a cambiar…

Gracias a esta organización Matilda recuperó su salud y por primera vez puede confiar en las personas. La perra galgo moribunda y asustada dio paso a otra feliz y que por primera vez se siente amada.

Si te gustó la historia de Matilda te pedimos que la compartas en las redes sociales. Gracias.

Fuente: Galgos del Sol Animal Rescue (Video) Imágenes: Galgos del Sol (Facebook)