Saltar al contenido

Perro callejero adoptado por una gasolinera impide un asalto

Un perro callejero adoptado por una gasolinera tuvo un acto de gran valentía. Defender a su amigo de un asalto y salvarle la vida.

Los empleados de una estación de servicio cerca de Tamaulipas, México, pudieron notar a un perro callejero vagando por el lugar. Realmente llamó su atención porque estaba desnutrido y extremadamente delgado.

La gente al verlo en ese estado le ofreció algo de comida, pero no fue tan fácil hacer que el pobre perrito se acercara, ya que desconfiaba  de las personas.

Pero no perdieron las esperanzas e hicieron todo lo posible para ayudar al perro.

Un perro callejero adoptado por una gasolinera

«Lo alimentamos, lo bañamos y lo vacunamos»  comentó Gerardo Aguilar el dueño de la estación. «Lo adoptamos. Ahora él vive aquí y lo cuidan todos los trabajadores».

El hermoso perrito al cual los trabajadores bautizaron Randy,  se convirtió en una parte importante en la vida de cada uno de ellos. Todos lo querían mucho, pero nadie podría imaginar cómo este valiente perrito les iba a pagar tanta amabilidad.

Una noche, dos ladrones armados entraron a la gasolinera y le pidieron a Baltazar, uno de los empleados, que les diera todo el dinero. Al resistirse lo agredieron físicamente pateándolo y  golpeándolo en el piso.

En ese momento Randy estaba profundamente dormido pero los ruidos extraños lo despertaron y se apresuró a ayudar a su amigo.

A continuación se muestra el dramático momento captado por la cámara de vigilancia…

Nadie puede predecir que hubiera sucedido sin la ayuda de Randy. «Nos sorprendió ver cómo reaccionó y por supuesto, estamos orgullosos de él», dijo Aguilar.

«Si no fuera por él quién sabe cómo habrían terminado las cosas. Esto nos demuestra lo agradecido y feliz que está con nosotros».

Lea también Dos ladrones escapaban de la policía pero entraron al territorio de Georgio.

Todos aprendieron de la valentía de Randy y además se convirtió en un héroe para el personal de la gasolinera como también entre los clientes.

Hoy quién se acerque a la gasolinera podrá observar cómo Randy busca el cariño de Baltazar y lo sigue todo el tiempo.

Esperemos que esta historia de un perro callejero adoptado por una gasolinera  inspire a otros negocios a tomar la misma decisión.

 Por la actitud de este perrito es seguro que protegerá a su personal  y tendrá un lugar donde quedarse.

Por la valentía de este perro, te pedimos que compartas este artículo en las redes sociales. Se lo merece. Gracias.

Fuente: https://weloveanimals.me , adn40 (Video e imágenes)

error: ¡El contenido está protegido!