Saltar al contenido

Perro desaparece por horas hasta que regresa con una nota en su cuello

Perro desaparece por horas pero por una razón

Para la familia de Louie, un perro pastor que vive en Nueva Zelanda, el animal siempre ha sido un buen chico. Sin embargo, lo que nadie  jamás imaginó es cuán bueno realmente era.

Y que se convertiría en un héroe. Esta es la historia del perro rescatista.

Al perro siempre le gustaba recorrer los campos cercanos a la propiedad donde vivía, sin embargo, fue durante uno de sus típicos paseos que el animal, de unos 12 años de edad, no regresaba.

Marolyn, la dueña, reveló que el día de la desaparición del amigo canino pensó que  podría haber olvidado dónde era su hogar. Lo que ella no sabía es que estaba cumpliendo una importante misión.

Después de una tarde entera sin señales de su perro, la familia sintió un indescriptible alivio al verlo regresar. Y al mirarlo más de cerca, notaron que llevaba un mensaje atado en su collar.

“¿Fue una advertencia? ¿Louise causó problemas? “, fue lo primero que pensó la dueña al darse cuenta que había algo escrito.

Así que leyó con detenimiento la nota escrita y Marolyn no tuvo otra reacción que emocionarse.

Un perro con un corazón enorme

“Parecía exhausto y, simplemente, se derrumbó al llegar. Mi corazón se derritió cuando leí la nota. Louie se convirtió en un héroe”, comentó la propietaria del perro pastor.

En el mensaje, el granjero Rob Cheers, que vive cerca de Marolyn, comentó que Louie era un héroe, pues sin su ayuda él no habría podido encontrar a Maddy, su perra que estaba atrapada entre unas maderas y no podía liberarse.

En cuanto llegó a casa, Rob encontró a Louie. El animal parecía inquieto y le pedía con insistencia que el granjero lo siguiera. Y así fue que decidió seguirlo y encontró a su perra.

Agradecido por la ayuda del perro, Rob decidió escribir un mensaje a la familia para agradecerles y explicar la ausencia del perro.

Orgullosa, Marolyn comentó que el perro siempre fue amado y tratado de la mejor manera posible.

Y hoy, después de lo que hizo, todavía es más querido y mimado. “Cambió la forma en que lo veo y creo que mis padres sienten lo mismo. ” Siento un orgullo inmenso”, concluyó la dueña.

Historias como estas demuestran lo solidarios que son los perros y cómo actúan en ayuda del que más lo necesita. Deberíamos aprender un poco más de Louie y su desinteresada ayuda.

Si te gustó la historia puedes compartirla con total libertad a más personas. Te lo van a agradecer. Gracias por llegar al final de este artículo.

Fuente: The Dodo

error: ¡El contenido está protegido!