Saltar al contenido

Un perro espera a su familia por cuatro años al costado de una carretera.

Facebook

La particular historia de BonBon, un perro que espera a su familia por cuatro años al borde de la carretera. Un reencuentro y un final inesperado.

BonBon es un perro que en los últimos cuatro años ha vivido al costado de una carretera esperando por sus dueños en la ciudad de Khon Kaen en Tailandia.

Facebook

El perro nunca se movía de ese lugar y ninguno de los habitantes de la zona sabía por qué. Todos creían que era un perro perdido o abandonado y las personas del lugar convivían con él.

También hubo varios intentos de adopción. El perro había sido adoptado por la señora Pinnuchawet que quería sacarlo de la calle para finalmente darle un hogar. Pero evidentemente no era lo que el can quería.

BonBon, de hecho, escapó rápidamente volviendo nuevamente al costado de la carretera.

Un perro espera a su familia por cuatro años.

Facebook

El perro, de hecho, pertenecía a una familia de la provincia de Roi Et, que lo había perdido durante un viaje a Khon Kaen en febrero de 2015.

Durante una detención en una estación de servicio, BonBon salió del automóvil y se alejó del lugar. Lo buscaron durante semanas pero sin éxito. Al final temiendo que al perrito le había pasado algo se dieron por vencidos y continuaron su viaje.

En el video puedes observar al perrito esperando al costado de la carretera…

Sin embargo BonBon no solo estaba vivo, sino que estaba esperando a su familia cerca del lugar donde había escapado.

Durante cuatro años los esperó y nunca los dejó día tras día con la esperanza en su corazón de verlos regresar.

El comportamiento del perro, ahora llamado Leo por la gente del lugar, era tan inusual que un joven decidió publicar algunas de sus fotos en las redes sociales. Las imágenes se volvieron virales y llegaron  a los dueños originales de BonBon.

El reencuentro con su familia y un final inesperado

Facebook

El perro al volver a verlos estaba muy feliz al igual que sus dueños pero nadie esperaba lo que iba a seguir a continuación.

Cuando la familia quiso subirlo al auto, el can se negó en reiteradas ocasiones.

Entonces la señora Pinnuchawet decidió llevarlo a BonBon/Leo a su casa  y el perrito se fue tranquilo con ella. Fue en ese momento que la familia entendió que BonBon ya había elegido su hogar.

Los Noi prometieron visitarlo seguido y además se hicieron cargo de los gastos veterinarios ya que el  perrito además de estar muy delgado padecía de lepra.

Lea también Una perra desapareció por dos años. Su reacción al ver a su dueño…

Se puede pensar varias hipótesis sobre la actitud del perrito pero queda demostrado que los animales son fieles y que reconocer el amor que uno les brinda.

Si te gustó la historia de BonBon te pedimos que la compartas en las redes sociales. Gracias por seguirnos.  

Fuente: Penang ChinaPress (Video)